Cambiemos de paradigma: la primacía del cuerpo ante la historia

Por Gabriel Bergonzi

La superioridad de votos de Cambiemos en La Pampa, y en casi todo el país, demuestra la superioridad cívica de la coalición. Y esto no quiere decir ni nivel de compromiso, ni concepción de bienestar social, ni ideas renovadoras; sino que quiere decir un verdadero interés por estar más cerca de lo que quiere la gente. Y esto vienen a colación de una inmensa capacidad de seducción, por cercanía. Y cercanía por técnicas y acción.

Es simple a lo que quiero llegar, la política hoy se maneja por encuestas constantes, como podemos ver en todas estas semanas previas a las PASO, y dentro de esas encuestas, el entendimiento de cada uno de los públicos involucrados. Insisto sobre el poder de los buenos diseños, del color blanco con colorcitos, de la tipografía, de la cara de persona buena, y de un buen fondo en la fotografía. De la estimulación psicológica que produce la palabra Cambiemos.

Pero ésto nos habla de algo más profundo. Hay un cambio de paradigma claro en el mundo de la política y de las comunicaciones en conjunto. Porque la vida, como modo de vida cívico, se vio profundamente afectado por los medios de comunicaciones desde comienzos del siglo XX hasta acá. Por lo menos ésta es la principal diferencia que marca Durán Barba en su libro El arte de ganar, donde explica que éste pasaje, hace a una diferencia fundamental entre Néstor Kirchner, y el cuadro de político regional militante desde la base de sus años, a Mauricio Macri, como hijo de los 70`s, rico, que viajó por el mundo y que no comenzó en la política hasta mucho más tarde.

El panorama se complejiza: las herramientas de acercamiento a los votantes, el nuevo paradigma social basado en las redes y en la inmediatez, todo esto cambia por completo el eje histórico de la política. Con tanta inmediatez y saturación de la información, no es necesaria la historia. En primer lugar porque hay una insensibilización debido al exceso de información. Nadie puede ahora lidiar con el peso informativo/reflexivo del 18 brumario de Luis Bonaparte de Karl Marx. Nadie puede con la densidad específica del pensamiento, porque el cuerpo ahora es volátil, líquido y se excita con la estimulación físico emocional acerca de todo y a toda hora, al son de las noticias.

Mientras más inmediato, más en vivo, más exclusivo, más fácil de digerir para el cerebro, más seductor en cuanto al diseño, los colores, el movimiento; así de mayor será la convocatoria. Porque en el tiempo donde todo donde se vive, es brilloso y fácil, en la era donde lo superior es Mac, y donde Tinelli está todas las noche con definición HD en la casa de cada uno de los Argentinos, lo que tenemos es una exigencia del ojo en cuanto a calidad audiovisual contante y sonante, que define predisposición emocional y psicológica.

Por otro lado, a la era sin historia (no porque se haya terminado, sino porque es muy pesada y poco cool como para digerir), a la inmediatez informativa, y a la predisposición psicológica y emocional hacia el good design, se le suma la agenda informativa como arma nada inocente de la política, donde los electores se definen, también en el terreno emocional, día a día, con el pool de noticias y análisis informativos.

El arte de ganar y la impotencia post-izquierdista universitaria o intelectual

El libro de Durán Barba y Santiago Nieto que estoy leyendo, se llama El arte de ganar: cómo usar el ataque en campañas electorales exitosas. En este libro explica y detalla, lo que hasta ahora, me limite a señalar, y con lo que estoy de acuerdo: el cambio de paradigma entre este período milenial, y el vetusto pasado histórico. Pero quiero dar una vuelta de rosca a la cuestión.

image

Tenemos un problema primordial, que hace hacia la grieta interna de los académicos o personas cultas que “saben” leer los medios, que “saben” acerca de el imperialismo yanquee y los procesos de subjetivación y etc. Me incluyo en esa literatura, en parte y sólo en parte. Es un post izquierdismo analista que se ha quedado corto en cuanto al liberalismo, básicamente por devenir de una derrota política difícil de levantar y por estar en contra, o querer auspiciar un sistema económico inexistente aún, en una magnitud llevadera para un nuevo paradigma. La caída de la URSS fue el inicio estrepitoso de todo lo que desde ésta perspectiva que señalo, se denomina, superficial, financiero, volátil, con objetivo de lucro, cool, moda, diseño, marketing, yoga y comunicación.

Llegado a este punto, señalizado y visto este recorte subjetivo del cual hablo, el cual muchos de nosotros podemos vernos incluidos, quisiera señalar unas cositas más acerca de este reparto de lo sensible y son dos cosas: 1. señalar toda la energía gastada en desarrollo de la inmunidad, para generar lecturas que nos defiendan de aquello que categorizamos con los adjetivos que ya mencione: superficialidad, cool, poco profundo y demás (más allá de ironía que representa la combinación de adjetivar de superficial y tener un amor casi romántico con Mac, característico de muchos grupos intelecto-cools de hoy; a lo que me sumo a decir: ¿cómo no enamorarse?) 2. Mientras estos subgrupos se desarrollan en la resistencia, y además luchan para mantenerse económicamente (difícil hacerlo en un mundo en el que no se está de acuerdo con el sistema imperante) hay que agregarle, que aquellos que sí están de acuerdo, han seguido con sus vidas ignorando esos grupos. El resultado, es un grupo altamente historizado, que ha desarrollado una inmunidad impenetrable pero que también se ha visto aislado.

Ese es el aislamiento con que, visto en un panorama más grande, se ha quedado el Cristinismo hoy, y con el que se ha visto obligado a sintetizar sus 12 años de sustento teórico e histórico en una frase para salir de paso, débil, y entregada  a la lógica a la cual se ve movida el paradigma actual y es el decir: usted señor o señora fíjese ¿cómo está ahora y cómo estaba antes? ¿mejor o peor? La historia y el modelo económico alternativo se ve forzado a la síntesis y en lleva a las de perder.

Pero hay algo más, y hay algo en lo que las lleva de ganar; y esto se vió en algo que dijo la periodista devenida en política que es Gisella Marziota en Intratables, cuando fueron los candidatos de Unidad Ciudadana. Aprovechando una ventana de tiempo que le abrió Santiago del Moro, la candidata explicaba por qué estaba en Unidad Ciudadana, y lo que dijo es que ella estaba ahí, porque la premisa de la patria es el otro es algo que se vive desde el cuerpo.

Empate técnico-paradigmático

Y esto es un paso adelante en cuanto al Cristinismo, es una de las bases del peronismo (es un partido con cuerpo: Eva, el pueblo y el cáncer de útero (órgano de gestación), los 30000 desaparecidos, militantes, jóvenes y muchos de ellos peronistas; la proscripción, es decir, el no poder decir con el cuerpo (escribir, grafiar, hablar, expresar) nada que tenga que ver con el peronismo, el 17 de Octubre como movimiento demográfico inaugural (cabecitas negras en la Capital, clase alta que nunca los había visto y que los vió por primera vez) y por último, lo que consagra al Kirchnerismo como un devenir peronista, la muerte de Néstor Kirchner y la primera presidenta mujer. La muerte del hombre como renovación del poder femenino.

Esto es un paso adelante y es el porqué del que el peronismo siga férreo en el ADN político de la Argentina. El peronismo se lleva en el cuerpo: en las vacaciones vividas, en el aliento ahorrado y valorado, en los churrascos comidos, en la bici, en la casa, en la tierra el pan y el trabajo, etc. Pero ésto no es consciente, porque el paradigma que vivimos es racional, platonisma, cristiano y capitalista.

Este es el paradigma que señalo, el problema comienza con Platón y su borramiento de las Filosofías de la Antigüedad, que ponían de forma concreta, al cuerpo y a la física como verdad final y absoluta. No un mundo de las ideas, no un mundo de perfección más allá de éste, sino un mundo que está acá y del cuál tenemos que hacernos cargo. Lo que vino después de ésta separación entre cuerpo e ideas, es la ideologías, es decir poner el cuerpo a disposición de un conjunto ordenados de ideas; y esto es el decir que todos tenemos ideología, es decir que todos entregamos el cuerpo a ideas. Lo que vino luego del platonismo fue el cristianismo (entregar tu cuerpo en pos de un futuro de cielo y de un señor, sin mencionar que ya nacemos endeudados, es decir, pecadores) y finalmente el capitalismo, donde tu aliento vital se ve abstraído en dinero (un seguro de 500.000 pesos por si te moris, tu sueldo: cuánto sale tu sueldo, etc.) y un mañana por el cual hay que sacrificarse hoy: cambiemos.

Pero ahora cambió el paradigma, y la era de Acuario (signo de Macri). Las ideas ahora tienen un terreno concreto, el internet. Ya no es más el cuerpo el que reserva el conocimiento. Y en esta dislocación espacio-temporal y homogeneidad del conocimiento y la información, el cuerpo se ha liberado. Le ha dado el peso de tener que evitar el embarazo a las pastillas, le ha dado el peso de regularse emocionalmente a las pastillas, le ha dado el peso de calcular, a las calculadoras, le da el peso de relajarse a drogas y así… el mundo ha liberado al cuerpo y lo sigue liberando con aplicaciones, y más tecnología. Sin embargo, esto trae hambre también, porque la tecnología comienza a tener vida propia.

image
image

Esto es lo que tiene a favor Cambiemos: el cuerpo hoy en día es el alma, modifica el cuerpo (colores diseños cara jóven, color blanco, etc.) y modificaras el alma. O acaso alguien puede culpar a Martin Maquieyra de que Macri sea corrupto y su familia se haya enriquecido por…(poco cool hablar de historia, no seas pesado). La producción de transparencia es fácil, porque es un relato. Lo que tiene en contra es que su filosofía es la contraria, es extractiva del alma en pos de un futuro cuerpo. Lo que tiene a favor Cristina: su política refiere al cuerpo, al hambre, a las necesidades (estar con los refugiados, poco más la convierte en la Kalhesi de la cual nadie habla y que vuelve por su trono, sin querer quemar a la gente). Lo que tiene en contra, es que no lo tienen filosóficamente claro, y antes, rechazaba la modificación del alma a través del cuerpo, su visión era cuasi académica en este sentido (academia es un término platonista). Pero con peronismo físico de fondo, y vivido desde el cuerpo, sabiamente lo ha percibido, simplificando el accionar del cerebro al leer UNIDAD CIUDADANA, con un diseño loable, fácil de leer. Lo ha percibido al ponerse al medio del público en Ferro. Lo sigue percibiendo.

Diría que este cruce paradigmático, es literalmente, hoy, un empate técnico.

*de: http://gauchboy.tumblr.com/

Un comentario en “Cambiemos de paradigma: la primacía del cuerpo ante la historia

  1. Me gusto. Un articulo para un grupo reducido de lectoreas, -entiendase-demaciado extenso para estos tiempos; pero para mí, sin desperdicios y con el q concuerdo hasta en el punto y aparte. Toca ahora, en este arte de ganar, hacer la trancision hacia las victorias colectivas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s