12 meses no son nada

Por León Nicanoff

-Sufrimos, pero se acomodaron las variables económicas, ¿no?

-No

El primer gobierno de los ricos abandonado por los ricos. El gobierno del ajuste y la responsabilidad, con histórico déficit fiscal. El gobierno de la felicidad, cierra el año con amargura total.

Muchos dicen que Cambiemos sorprendió porque fue más eficiente en la política que en la economía, pero es mentira: fue mediocre en ambas. No tuvo grandes méritos a la hora de moverse en el complejo mundo de la política, pues el pacto estaba sellado de antemano. Consistió en sindicatos generosos que otorgaron gobernabilidad en las calles; y en el Congreso a través del Frente Renovador, ensimismado en enterrar al kirchnerismo, al igual que ellos. Después de la experiencia del 2001, a nadie le conviene otro estallido, a nadie que especule con la posibilidad cercana de futuros triunfos electorales o permanencia en el poder.

La relación de amor/odio, abrazo/puñal entre el oficialismo y Massa también estaba pactada de antemano, por una cuestión sencilla: el voto popular eligió por un cambio, y Massa –con intenciones presidenciales- debía ser parte del cambio -con alguna diferencia-, y para eso contribuir a enterrar el pasado. El abrazo abarcaba desde el 10 de diciembre hasta el inicio de la campaña electoral de cara al 2017, donde el puñal iba a ser desfundado. Por tanto, los méritos propios fueron casi nulos. De hecho, cuando se dejó al niño solo jugando con la pelota, empezó el partido mandando por decreto a jueces de la Corte Suprema, y lo terminó dejando en la Cámara, con minoría parlamentaria, un proyecto de ley fundamental sin antes haber acordado los votos necesarios, mientras disfrutaba de un viaje espiritual y el peronismo se unía.

tonto

Más allá de eso, es curioso señalar que Cambiemos principalmente se caracterizó, hasta ahora, por transferir una gran cantidad de recursos de los trabajadores a los sectores más concentrados, pero estos últimos son el principal actor que no los acompañó. Según estimaciones de CECS, la transferencia ascendió a 32.500 millones de dólares. Si se tiene en cuenta la devaluación que significó 4.786 millones dólares, la quita de retenciones de la minería y agro 704 millones, la desregulación de tasa de interés 3.074 millones, la compra de dólar futuro 4.828 millones, el aumento de los presiones 5.991 millones, el aumento de precios 5.991 millones, la condonación de la deuda a las distribuidoras eléctricas 1.176 millones, el pago a los Fondos Buitres 12.000 millones; el total es de 32. 559 millones de dólares, es decir aproximadamente el 5,5% del PBI total, que antes tenían los sectores populares y los trabajadores.

Claro está que el mercado, junto con los jueces, son los principales narigones del asunto, por eso, entre otras cosas, nunca llegaron las inversiones. Sospechosos olfateadores del porvenir político, si no están seguros de quién tomará el timón del país, no se la juegan a fondo.

Entre los sectores más beneficiados figuran los bancos, el agro y las mineras. Mientras que lo más perjudicados son el consumo, la construcción y la industria, en medio de una recesión del 2,4% del PBI.

Producto de la quita y disminución de dichos sectores, la recaudación fue menor, y en parte tuvo que ver con el aumento del déficit fiscal, que Cristina dejó en 5 puntos y Macri aumentó a 8 puntos, sumando el último decreto que firmó. Lejos de equilibrar las variables económicas, a pesar del “esfuerzo social”.

Otro factor que desequilibró el esquema económico, y que deterioró el tejido social fue la inflación. Durante el último año del gobierno anterior llegó al 34,5%. En el periodo que va desde enero a noviembre de este año, la acumulada alcanza el 35%, mientras que la interanual es del 43%, y la proyección anual rondará el 40%, según datos elaborados de la CTA a partir del IPC San Luis, Capital y el Indec.

Asimismo, se inició el año con un Salario Mínimo, Vital y Móvil de $6.060, en junio pasó a $6.810 y en septiembre llegó a $7.560. En este sentido, se pautaron aumentos para que en enero del 2017 el SMVM sea de $8.060.

reza

Siguiendo esto, la Canasta Básica Total de Consumos cerró agosto en $20.132, aumentando escalonadamente desde diciembre de 2015 con $15.667, según datos elaborados por la CTA.

Por eso, dice un informe de la CTA, “si se toma en cuenta el costo de la Canasta Total de Consumos, el SMVM cubrió a lo largo del año sólo un tercio de su valor. Como ejemplo, puede decirse que durante 2016, de un mes de 30 días, el SMVM sólo alcanzaba a cubrir entre 11 y 12 días”.

En cuanto a los despidos, pueden tomarse como válidos los datos generados por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), quienes indicaron un total de 162.141 despidos en el sector privado y 70.145 en el público, al mes de noviembre de 2016

Como durante la campaña electoral se insistió con que unos de los grandes “males” del país eran los “ñoquis”, a principios de año los despidos en el sector público superaban a los privados en 18.500 y 10.500, pero rápidamente la tendencia se revirtió en marzo para seguir ampliándose hasta duplicarla. Asimismo, el informe de la CTA elaborado con datos del Indec, señala que desde el 3er trimestre del 2015 al 2do trimestre de 2016 la desocupación creció un 57%, pasando de 5,9% a 9,3%. Por su parte, en el año se elevó un 30%, escalando del 8,6% al 11,2%.

Por todas estas razones, la pobreza, según la UCA pasó del 24% en 2011, 27,5% en 2013, al 32,2% en 2016, con dos millones de nuevos pobres, en un país donde un trabajador –bien pago- de 40mil pesos paga una alícuota de ganancias del 35%, y un millonario un 16%. En un país donde 114 mil personas tienen un patrimonio neto superior al millón de dólares, de las cuales 11 tienen más de mil millones de dólares, pero la recaudación que se genera a partir del impuesto a las ganancias e impuestos a bienes personales no llega al 30%, sino que el grueso pasa por el iva e impuestos internos, es decir por el consumo.

virtual

¿Qué representaría, el gobierno de Cambiemos, si su identidad se perdió en el tiempo, si el reflejo de su cara, en un espejo, se hizo espectro? ¿Si es un hijo huérfano, de ricos y poderosos, abandonado, arrojado a merced de un país que hace equilibrio, sobre una cuerda deshilachada, en un túnel que no ve la luz, acechado por la cobra del consumo y el tiburón del déficit fiscal, ahorcado por la enredadera de la inflación; quien tomará el timón?

¿Si la etapa religiosa llegó, tempranamente, a las orillas de la Casa Rosa, y se sostiene gracias a la astucia del Comandante Balcarce y su ejército de mascotas, qué pasaría si el desabastecimiento llega y los doguis escasean?

¡HASTA EL PRÓXIMO AÑO!

balcarce

Un comentario en “12 meses no son nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s